domingo, junio 29, 2008

ALPHABETI MYSTERIA... ROGER SANTIVÁÑEZ


Róger Santiváñez, desde Estados Unidos nos envía el presente escrito, que es un Arte Poética, escrito a propósito de la próxima salida de su nuevo libro de poemas Labranda.

Provengo del daimon griego Orpheus, el prístino poeta y shaman del período axial hacia la era logocéntrica, cuya expresión –la Oyma- era también música y la manera de cantar; es decir, la cabala sapientum que ha de permitir nuestro desplazamiento entre los conflictos de una existencia básicamente trágica. La sucesión no es explícita sino tácita. Robert Frost lo moduló así: The golden line of Lyric is a golden light divine.

Piura- Provincia Deserta- con sus casas patricias me otorgó el ideal de l’absence, la perfección que nunca está realmente presente y el silencio que es más musical que cualquier melodía. La búsqueda de un mundo más real que el de los sentidos actuales.Pero la neblina irisada de Lima me enseñó que la poesía debe ser una crítica de la vida. The objective in writing is to reveal anunció William Carlos Williams. Y después (o antes) Dios, que se constituye en un estado eterno de la mente y el corazón. Esto implica la búsqueda de la belleza utópica. No en vano tenemos esta traslación de Mallarmé: After I had found Nothingness I found Beauty. La Donzella Beata, es decir la mujer que di cherubica luce uno esplendore (Dante) nos ofrece en esta tierra. Entonces nace el poema. Y la felicidad parece interminable: musa venit carmine / dulci modulamine. Ella deviene la alegría al cantor porque trae la canción. La poesía comparte su ser con la música desde el momento en que el fraseo verbal está compuesto por sonidos articulados, aun cuando la música en poesía no es algo que exista aparte de su significado. Clavis arcanorum. Robert Creeley lo sintetiza así: I came awake to the blue / white light in the darkness, / and felt as if someone / were there, waiting, alone.

roger santiváñez. Mandorla, mayo 25 de 2008

Fotografía: Mary Soto, Domingo de Ramos, José Velarde, Róger Santiváñez, Mariela Dreyfus, Edián Novoa y Guillermo Gutiérrez, en El Agustino (1982). Tomada de http://www.andes.missouri.edu/andes/Comentario/CAL_Kloaka22.html

3 comentarios:

Garo dijo...

Saludos. Me parece un excelente texto.

enrique bernales dijo...

saludos fabian es kike bernales, julio carmona tiene un libro para ti, se trata de mi novela, los territorios ocupados, comunicate con el,
un abrazo

fabián bruno dijo...

gracias camarada kike bernales, me comunicare con carmona para leer tu novela, abraxas desde esta tierra a brasa dora